Atrapados en una relación sin Amor   

Back to Article
Back to Article

 Atrapados en una relación sin Amor   

Carolina Herrera

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






 ¿Que es el amor? ¿Como se define algo tan complicado pero a la vez lo que  te llena de vida? El amor es un sentimiento de vivo afecto hacia alguien. Le deseas todo lo bueno en todo momento y anhelas estar con esa persona en toda las partes de su vida inclusive en las buenas y en las malas. 

El amor es más sencillo de lo que uno cree. El  amor es un sentimiento que nos nutre al crecer. Es lo que nutre a un bebé y causa su  crecimiento dentro de felicidad y amor. Ese amor sigue y nos llena hasta cuando crecemos. Al crecer comenzamos a buscar el “ Amor Verdadero.”  Ese sentimiento de afecto y compromiso. Es un sentimiento genuino es la causa que te atrae a tu pareja y aspiras a estar a su lado para comenzar una familia.

Pero en qué momento se convierte el sentimiento de amor hacia tu pareja en costumbre y obligación. Después de tantos años juntos se perdio el amor. Se perdieron los detalles que alguna vez los unió, pero la única diferencia es que hay un lazo que te une a tu pareja y ese no es el lazo del amor. Sino son los hijos. Se perdieron los pequeños detalles que hacen que la relación fuera única. La vida ajetreada y cotidiano creo un muro entre la pareja.

 De repente se terminaron las citas románticas, las noches de cine, o simplemente las muestras de amor. El motivo de las pláticas ya no son para conocerse sino para alegar. Pareciera que todas las cosas que alguna vez admiraste de tu pareja ahora son la causa de tu desesperación. Simplemente, ya no tienen nada en común más que los hijos que procrearon. 

En ese momento que ambas personas de la relación se dan cuenta que ya no hay amor sino cariño por todos los años juntos. Es hora de tomar  la gran decisión. La decisión se hacer un sacrificio de estar juntos sin amor para que los hijos crezcan el una familia unida o la otra opción..el divorcio. El divorcio es separarse y tal vez darle otra oportunidad al amor. 

La opción que la mayoría de las parejas optan es por estar juntos hasta que sus hijos cumplan la mayoría de edad. Los padres ponen a sus hijos antes que a ellos. Los padres prefieren poner su vida amorosa en pausa para prevenir que sus hijos sufran el trauma de la separación de sus padres.

 Los hijos ven a sus padres como los modelos a seguir. Lo que el hijo ve en casa es lo que ellos crecen haciendo. Y los padres prefieren que sus hijos vivan en “la familia perfecta” hasta que lleguen a los 18 años. Esto lo hacen para que durante su juventud el divorcio no los afecte. ¿Pero qué es peor, que el hijo se de  cuenta que sus padres ya no se aman y estan juntos o a los 18 años que te digan que todo ese tiempo ya no había amor? 

Una fuente que prefirió mantenerse anónima dice, “ Durante mi niñez siempre pensé que vivía en la familia perfecta y realmente si lo fue porque toda mi familia esta en buenas condiciones de salud, no sufriamos por dinero, y mis padres eran muy responsables. Yo era una niña muy feliz y siempre estaba distraída. Siempre bromeaba y reía, pero a base que fui creciendo me di cuenta que mis padres eran muy diferente cuando estaban conmigo y cuando los dos estaban juntos pero sin mi. Me daba cuenta que eran frios y mi madre siempre estaba muy seria. Pero porque estaba muy chica no me daba cuenta de lo que pasaba. Hasta que cumpli los 15 me di cuenta que mis padres ya no dormían en el mismo cuarto, no se daban abrazos ni salían a pasear como otras parejas. En es momento calli a la cuenta de que mis padres ya no se amaban sino se mantuvieron juntos para que disfrutara mi niñez y para que pasara mi vida con felicidad. Por una parte admiro lo que hicieron y se lo agradezco, pero me dolió más el saber que mis padres hicieron un gran sacrificio por mi. Me dolió más el saber que anhelaban que cumpliera los 18.”

 En este caso ella prefirió que sus padres cumplieran su gran sueño de amor porque ella misma tiene un sueño. Esto demuestra que en ambas situaciones las emociones están en riesgo. Pero uno debe recordar que solo hay una vida y esta vida no es para vivirla rodeado de costumbres y tradición. Cada persona necesita amor. Necesita estar en un ámbito donde disfrute todo y se sientan como si tuvieran 15 años. No hay edad para encontrar el amor y no tiene nada de malo si fracasa en el amor mil veces siempre hay otras mil veces para intentarlo.