Las mejores recicladoras o más bien dicho las mejores rompe corazones

Back to Article
Back to Article

Las mejores recicladoras o más bien dicho las mejores rompe corazones

Carolina Herrera, Author

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






  Desde hace ya varios años la gente a estado con los pelos de punta a causa del calentamiento global. Algunas personas tienen ya los días contados hasta el final del planeta. Mientras otros están en busca de culpables. Algunos culpan a China mientras otros buscan una forma de “remediar” el problema. Pero eso si no se puede culpar a las madres mexicanas.

El calentamiento global es el aumento de la temperatura por medio de los océanos y la atmósfera de la Tierra. El mundo a pasado por muchos cambios, el cual es algo muy normal porque el planeta fue creado hace aproximadamente  4.5 billones de años. El cambio es algo muy necesario y normal pero hasta cierto punto.

 La temperatura a aumentado y sigue aumentado desde la revolución industrial. El clima a cambiado por causas naturales pero también por el hombre. El hombre a creado productos que praticamente son indestructibles como el plástico, poliestireno, y los materiales para hacer electronicos. 

Muchas bolsas de plástico terminan en los océanos o simplemente la gente está acostumbrado a comprar muchas cosas y simplemente tirarlas. No le sacan su total provecho, con excepción del hogar mexicano. 

Si usted visita un hogar mexicano y tiene la dicha de conocer su refrigerador, usted encontrará botes de “Country Brock” un bote de mantequilla que realmente tiene unos suculentos frijoles. También si les ofrecen un rico vaso de agua fresca no se sorprenda por la calidad del vaso porque realmente es el bote de donde proviene el mole “Doña Maria.”¿ Pero porque estas madres Mexicans están tan apasionadas con el reciclaje?

La señora Amelia García nos dice, “yo desde muy pequeña fui criada con la idea de que todo tiene más de un uso. Quizás mis padres me decían eso para que no me diera cuenta que vivía en la pobreza y no teníamos mucho dinero para comprar vasos, trastes, o bolsas. Entonces nosotros usábamos todo otra vez. Si se acababa la mantequilla lavaba el traste y allí guardamos el recalentado. Si íbamos al mercado y nos daban bolsas de plástico ya sabía que esa bolsa iba a servir para el bote de la basura. Creo que ahora uso todo otra vez para ahorrar dinero y por la costumbre que tengo desde niña.” La señora García nos dio un punto de vista muy diferente al de los jóvenes mexicanos. Los Jóvenes han usado a sus madres para crear memes donde se burlan de sus madres por haberles destrozado su corazón. Doña Amelia nos explica que no vuelven a usar botes para engañar a sus hijos si no para ser más ahorrativa y pues ahora salvar el mundo un bote a la vez. 

La joven Jennifer Guerra nos cuenta su triste historia de cuando casi se le revienta su tripa. “ Imaginense llegar a su casa después de un dia muy largo de la escuela. Tienes tanta hambre que hasta te pudieras comer el caldo de pollo que hizo tu madre aunque te encuentras con la temperatura de 100 grados fahrenheit. Buscas en la despensa y encuentras botes de Nutella lleno de arroz, el bote del café lleno de miel de abeja, parece ser que todo lo que está en la cocina es una decepción. Hasta que te encuentras con el gran contenedor de la galletas  Royal Dansk. Cuando te encuentras esas galletas es como si has entrado al cielo, hasta que…. cuando la estás abriendo suena como si los ángeles estuvieran cantando. Abres el contendor y se te rompe en mil pedazos el corazón porque NO SON GALLETAS. Te topas con agujas, hilos, y todas esas cosas que son designados para usar cuando coses. En ese momento realmente te dan ganas de llorar. Mi boca ya se estaba saboreando las galletas y casis casi se me revienta la tripa del antojo.” La señorita Guerra nos explica el profundo dolor que sintió y qué definitiva esa experiencia no va ser la última. Como Jennifer parece ser que todos los mexicanos tiene muchas historias similares. Pero la pregunta esencial es de verdad tuviste una infancia si no viviste una decepción como esta?

Ahora dense un vuelta por su hogar y se darán cuenta de todo el bien que le han hecho sus madrecitas a este planeta. No se sorprendan si en la próxima bolsa de regalo que encuentres tenga otro nombre que no es tuyo porque tal vez esa curiosa bolsa de regalo a tenido un bonito viaje y larga vida de casa en casa. Las madres Mexicanas si que saben darles uso de bolsas a la ropa pero con cuidado no les vayan a hallar otro uso a ustedes tambien.